La casa de las magnolias

¡A LA VENTA EL 25 DE ABRIL DE 2024!

Tal vez, quién sabe, la suma de dos soledades pueda componer una buena compañía. Quizás Amelia y Ada, ambas corazones viajeros, acaben por acostumbrarse la una a la otra, y puede que, de alguna manera, también quizás, algún día todo este dolor nos acabe por ser útil.

26,90

Agotado

Amelia ha dejado su trabajo como azafata de vuelo. Aquello era como vivir en ninguna parte. Ahora, aterrizada en el pueblo donde pasó su infancia, el miedo la atenaza. No duerme bien. Vive a la defensiva y se siente atrapada en sí misma. Además, su abuela ha muerto, y hay que vender la casa de las magnolias. Una casa hermosa y amplia y llena de recuerdos. Amelia solo quiere huir, pero tal vez sea momento de quedarse.

Ada, por su parte, ha aceptado una sustitución como profesora de lengua en el instituto de este pueblo perdido. Se le estaba haciendo demasiado difícil convivir con sus padres, a los que acudió tras una ruptura sentimental. Ahora busca alojamiento en este rincón de la Toscana, trata de adaptarse a sus nuevas rutinas e intenta pasar página.

Tal vez, quién sabe, la suma de dos soledades pueda componer una buena compañía. Quizás Amelia y Ada, ambas corazones viajeros, acaben por acostumbrarse la una a la otra, y puede que, de alguna manera, también quizás, algún día todo este dolor nos acabe por ser útil.

edición

1

páginas

228 p., color

formato

17,3 x 23 cm., rústica con solapas

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La casa de las magnolias”

También te recomendamos…

Generaciones

Con la solvencia narrativa de Flavia Biondi, de quien ya leímos Tiempos precarios, llega ahora una novela gráfica que en cada una de sus viñetas emana humanidad y sentido común

15,90

Tiempos precarios

Mia está a punto de cumplir treinta. Vive con su pareja en un piso compartido con otras cinco o seis personas que piensan que lavar los platos y comprar papel higiénico es opcional. Hace siglos que sale con Manu, y lo más excitante que han hecho en los últimos meses ha sido ver Juego de tronos.
Lleva tiempo haciendo todo tipo de trabajos inestables y ya no recuerda cuándo dejó de aspirar a algo más que a un simple “ganarse la vida”. He aquí la trampa, pensar que hay tierra firme allá donde la precariedad se ha vuelto norma. Desencantada del sueño de una existencia plena, Mia debe escribir, sin ideales, sin guion, el capítulo de su propia vida que requiere mayor esfuerzo.

16,90

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad